sábado, 1 de diciembre de 2007

La Magia de la Televisión

Esta anécdota me ocurrió el 25 de enero del año 2005, cuando nos fuimos a celebrar el cumpleaños de mi hermana Ana María. Esta historia – anécdota salió publicada en el diario “La Región” de Iquitos, (donde trabajaba como redactora y secretaria) salió publicado el 07 de febrero en la columna “Punto de Vista”.

“Hace poco comprendí la magia de la televisión por una experiencia que me sucedió con mi hermanita menor y comprendí como puede hacerse que el público, sea adulto o infantil se sienta “hipnotizado” con los programas, para los niños con los dibujos animados violentos que lo único que les enseña es como se pelea, haciéndoles propensos a la violencia en sus juegos con los demás niños.
Esto se debe a que en la televisión peruana ya no se producen programan educativos, excepto el programa “A Jugar” que se transmite en el Canal 7, que me hace recordar cuando era niña y me quedaba “pegada” al televisor viendo el programa de la única conductora infantil que se dedicó por completo al mundo de los pequeños de la casa: Yola Polastri.

Pero los adultos no se quedan atrás, las mujeres fieles a las novelas, algunas se ven todas las novelas que en la tarde transmite varios canales y al día siguiente lo comentan en la oficina, con la vecina o con cualquier persona que también vea la novela. En cambio los hombres dejan todo para ir a ver un partido de fútbol, en especial cuando juega la selección todos se aferran a la idea que la selección va a gana pero se llevan una gran desilusión cuando ven que su equipo no rinde en la cancha.

Era un Martes por la noche cuando mi mamá invitó a mis hermanas y a mi a comer a una pastelería, todo estaba bien hasta que mi hermana Susana de 5 años se dio cuenta que el televisor que se encontraba en la pastelería estaban dando el programa “Habacilar”, mientras que los demás comíamos. Después de un rato vio que el programa había terminado y se puso a preguntar ¿Qué hora es?, mi hermana Ana María de 15 años le dijo – es 8:05 p.m.- y ella contesto – abriendo los ojos de felicidad – ya es hora de “Así es la vida”, pero el televisor estaba sin volumen, ella preguntaba porque no suben el volumen, ya que no escuchaba lo que hablaban los personajes.

Terminamos de comer y mi mamá no tenia planeado regresar temprano a la casa, pero a insistencia de mi hermana tuvimos que regresar. Cuando llegamos lo primero que hizo fue prender el televisor y poner su programa favorito y ver a Susana tan concentrada como si fuera su clase favorita de matemáticas en el colegio y callando a Ana María porque no podía “concentrarse”, decidí ver el programa por el cual todas nos habíamos regresado a mi casa esa noche.”
Ahora Susana tiene 8 años, ya no ve “Así es la vida” decidió cambiar la miniserie nacional por la televisión por cable ahora ve “High School Musical" (Disney Channel). Q TAL CAMBIO NO??

2 comentarios:

Nati-chan (ya sabes quien soy :P) dijo...

No rajes de Disney Channel!!!
Yo y tu hermanita nos pondremos a cantar la scanciones d elas 2 películas. ya vienen la tercera! :P

Fanita dijo...

mmm si hablamos de novela mañeño es esperto en eso, jejeje